Buscar
  • Café Porte

El Café y el Wellness ¿Qué le Hace la Cafeína a tu Cuerpo?

Actualizado: mar 23

La cafeína (recordemos que hablamos de cafeína y no de café) es el estimulante más utilizado en el mundo. Todos los días, millones de personas a nivel mundial lo consumen para aumentar la vigilia, aliviar la fatiga y mejorar la concentración. Otros lo bebemos por simple placer sin pensar en todo lo anterior.





En medio de mitos y controversias sobre si la cafeína es buena o mala para nosotros, como lo indicamos en el post ¿Qué es la cafeína?, consumido moderadamente con un máximo 400 mg al día, su ingesta puede sernos muy beneficiosa. Sin embargo, y queremos recalcar esto, un alto consumo de cafeína puede no ser del todo saludable. Además, la tendencia reciente de agregar cafeína en bebidas y otros productos que no la contienen naturalmente ha generado nuevas preocupaciones.


Datos Rápidos sobre la Cafeína


La cafeína es un estimulante natural que se produce naturalmente en las hojas, semillas o frutos de más de 60 especies de plantas, que incluyen: granos de café, hojas de té y brotes, nueces, granos de cacao, semillas de guaraná y hoja de yerba mate.


Una ingesta moderada puede mejorar la pérdida de peso, la función cognitiva y el estado de alerta, pero hay que tener mucha atención ya que puede tener un impacto negativo en el embarazo, la fertilidad, el control de la glucosa y otros aspectos de la salud.


Las bebidas energéticas pueden contener altos niveles de cafeína, pero es poco probable que sean peligrosas a menos que se consuman con alcohol. A evitar radical y absolutamente un consumo desmesurado de cafeína en polvo ya que puede provocar una sobredosis mortal.


En los medicamentos recetados y de venta libre (OTC), la cafeína se usa para tratar el cansancio y, aunque parezca raro, la somnolencia además de para mejorar el efecto de algunos analgésicos. Pertenece a un grupo de medicamentos llamados estimulantes del sistema nervioso central (SNC).


El uso de cafeína como ayuda de alerta solo debe ser ocasional y no está destinado a reemplazar el sueño. En los Estados Unidos más del 90 por ciento de los adultos usan cafeína regularmente, con un consumo promedio de más de 200 miligramos por día.



La Cafeína como Aditivo de Algunos Alimentos Preparados


La cafeína se agrega regularmente a chicles, gominolas, waffles, agua, jarabe, nubes (malvaviscos), semillas de girasol y otros refrigerios.


La FDA recomienda que los adultos sanos limiten su consumo de cafeína a un máximo de 400 miligramos (mg) por día, aproximadamente unas 4 o 5 tazas de café, ya que esta cantidad no está asociada con efectos negativos.


No existe un límite establecido para los niños, pero la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) desalienta el consumo de cafeína y otros estimulantes por parte de niños y adolescentes.


La cantidad de cafeína incluida en algunos alimentos y bebidas comunes son:


  • Una taza de café de 8 onzas: 95 a 200 mg

  • Una lata de cola de 12 onzas: 35 a 45 mg

  • Una bebida energética de 8 onzas: 70 a 150 mg.

  • Una taza de té de 8 onzas: 14 a 60 mg.


Si bien la cola descafeinada y los refrescos no contienen cafeína, hay que tener en cuenta que el café descafeinado no está libre al 100% de cafeína.


Como Amantes del Café, ahora Hablemos de los Beneficios!


La cafeína aporta algunos beneficios para la salud, no todos han sido confirmados al 100% por diversas investigaciones.


1. Pérdida de peso


La cafeína puede aumentar la pérdida de peso o prevenir el aumento de peso, posiblemente mediante:


  • suprimir el apetito y reducir temporalmente el deseo de comer

  • estimulando la termogénesis, por lo que el cuerpo genera más calor y energía al digerir los alimentos (los productos para bajar de peso que se comercializan como termogénicos pueden contener cafeína y efedra o efedrina).


2. Vigilia


Una porción de cafeína de 75 mg puede aumentar la atención y el estado de alerta, y una dosis de 160 a 600 mg puede mejorar el estado de alerta mental, la velocidad del razonamiento y la memoria.


3. Rendimiento deportivo


La cafeína, según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) puede aumentar el rendimiento de resistencia, capacidad de resistencia y reducción en el esfuerzo percibido. Sin embargo, los efectos sobre el ejercicio de alta intensidad a corto plazo no son concluyentes.


4. Función del cerebro


La cafeína afecta a los receptores de adenosina en el cerebro. El café también contiene antioxidantes polifenólicos y estos también actúan en varias vías.


Los estudios han sugerido que beber café puede ayudar a mejorar algunas habilidades de pensamiento y retrasar el declive natural a nivel mental que viene con la edad. Sin embargo, se necesita más investigación para confirmar esto.


5. Enfermedad de Alzheimer y Parkinson


Los estudios también han informado que las personas con un mayor consumo de café tienen un menor riesgo de contraer Parkinson.


6. Memoria


La investigación de la Universidad Johns Hopkins sugiere que una dosis de cafeína después de una sesión de aprendizaje puede ayudar a aumentar la memoria a largo plazo.


7. Hígado y colon


Se ha sugerido que los enemas de cafeína pueden ayudar a preparar el colon para una endoscopia o colonoscopia al apoyar la excreción de bilis a través de la pared del colon.


Los defensores afirman que un enema de cafeína aumenta los niveles de glutatión, un antioxidante, y por lo tanto apoya los procesos naturales de desintoxicación en el hígado. Sin embargo, hay poca evidencia para apoyar esta teoría.


El consumo de café puede ayudar a disminuir el riesgo de cirrosis y disminuir la tasa de progresión de la enfermedad en la infección por hepatitis C. Los estudios de observación han encontrado que el café puede tener beneficios protectores para las personas con cáncer hepatocelular.


8. Espasmo del párpado


Existe cierta evidencia de que la cafeína puede ayudar a proteger a las personas de un trastorno ocular conocido como blefaroespasmo. Esta afección, causada por una función cerebral anormal, hace que las personas parpadeen sin cesar y puede dejarlas funcionalmente ciegas.


9. Cataratas


Los investigadores han descubierto que la cafeína puede ayudar a proteger el cristalino del ojo contra el daño que podría conducir a la formación de cataratas.


10. Cáncer de piel


Algunos científicos han sugerido que la cafeína puede proteger contra ciertos tipos de cáncer de piel. Un equipo descubrió que la cafeína aplicada directamente a la piel de los ratones ayudó a evitar que la luz ultravioleta (UV) dañina causara cáncer de piel.


Otros han relacionado el consumo de tres tazas de café con cafeína al día con un riesgo 21 por ciento menor de desarrollar carcinoma de células basales en mujeres y un riesgo 10 por ciento menor en hombres, en comparación con beber menos de una taza por mes.


11. Cálculos renales


Un estudio de 217,883 participantes analizó la asociación entre la ingesta de cafeína y el riesgo de desarrollar cálculos renales. Aquellos que consumieron más cafeína tenían un menor riesgo de desarrollar cálculos renales.


12. Cáncer de boca, garganta y otros tipos de cáncer


En un estudio de 968,432 hombres y mujeres, los participantes que bebieron más de 4 tazas de café al día tuvieron un riesgo 49% menor de muerte por cáncer oral, en comparación con aquellos que no tomaron café en absoluto o solo una taza ocasional.


Otros posibles beneficios relacionados con el cáncer incluyen:


  • un menor riesgo de cáncer de endometrio

  • un riesgo reducido de cáncer de próstata

  • protección contra el cáncer de cabeza y cuello

  • protección contra la recurrencia del cáncer de mama


13. Infarto


Un estudio realizado en Suecia a 34,670 mujeres, sin antecedentes de enfermedad cardiovascular, indicaron que las mujeres que bebían más de una taza de café por día tenían un riesgo de accidente cerebrovascular 22 a 25 % menor en comparación con las mujeres que bebían menos.


El consumo bajo o nulo de café parece estar relacionado con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular.


14. Diabetes tipo 2


Un estudio longitudinal encontró que los participantes que aumentaron su consumo de café en más de una taza al día durante un período de 4 años tenían un riesgo 1 % menor de desarrollar diabetes tipo 2 en comparación con las personas que no cambiaron su consumo.


Las personas que redujeron su consumo diario en más de una taza de café mostraron un riesgo 17 % mayor de diabetes tipo 2.


Un estudio publicado en Diabetes Care en 2004 relacionó un alto consumo de café durante un período de 4 semanas con mayores concentraciones de insulina en ayunas.


Sin embargo, las razones del enlace no estaban claras. Puede deberse a una menor sensibilidad a la insulina, lo que significa que el cuerpo no usa la insulina producida de manera eficiente.


El equipo pidió más investigación antes de afirmar que el alto consumo de café reduce el riesgo de diabetes tipo 2.




Síguenos en Instagram @porte.coffee


#cafeina #cafe #cafedeespecialidad

12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo